Si el ICE llega a tu puerta

Si el ICE llega a tu puerta

La organización American Civil Liberties Union (ACLU, por su siglas en inglés) publicó recientemente en su página de Facebook un útil recordatorio de los derechos de los inmigrantes en caso de ser visitados por la policía, en donde recomienda que no firmar papeles ni hablar del caso hasta que consultar con un abogado.

Bajo el título “Si agentes del ICE llegan a tu puerta”, ACLU recomienda lo siguiente:

No abras la puerta, pero mantén la calma. Tú tienes derechos.

Pregunta para qué están ahí (y solicita un intérprete si necesitas uno).

Si ellos piden entrar a tu casa, pregúntales si tienen una orden firmada por un juez* y si la tienen, diles que te la muestren (por la ventana o que la pasen por debajo de la puerta).

Si ellos NO tienen una orden firmada por un juez*, puedes negarte a dejarlos entrar. Pídeles que dejen cualquier información en tu puerta.

Si entran por la fuerza, no te resistas. Dile a todos los que estén en la casa que permanezcan en silencio.

Si eres arrestado, permanece en silencio y no firmes nada hasta que hables con un abogado.

*Una orden administrativa del ICE (forma I-200, I-205) no les da autorización para entrar a tu casa sin consentimiento.

En este link https://www.aclu.org/know-your-rights/que-hacer-si-esta-involucrado-en-una-redada-de-casa ACLU también tiene un video con el actor Damian Bichir y estas recomendaciones:

Si agentes  están en la puerta, manténgala cerrada y les pregunte si son agentes de ICE.

Pregunte a los agentes por qué están ahí.

Si los agentes de ICE no tienen una orden firmada por un juez, usted puede negarse abrir la puerta o entrar a su casa.

Si los agentes quieren entrar, pregunte si tienen una orden firmada por un juez. Una orden administrativa de expulsión de las autoridades de inmigración no es suficiente.

Si ellos dicen que tienen una orden, pídales que pasen la orden debajo de la puerta.

Busque en la parte superior  en la línea de la firma para ver si fue emitida por un tribunal y firmada por un juez o emitida por DHS o ICE y firmado por un empleado de DHS o ICE. Sólo una orden judicial/juez es válida para la entrada en su casa.

No abra la puerta a menos que ICE muestra una orden de cateo/registro o de arresto judicial que tenga su nombre o el nombre de alguien que viva en su casa, y/o las áreas que deben ser registradas en su dirección.

En todos los demás casos, mantenga la puerta cerrada. Diga: “No consiento a su entrada.”

Si los agentes como quiera abren paso a la fuerza, no trate de resistirse. Si desea ejercer sus derechos, diga:

“No consiento a su entrada o su registro de este lugar. Estoy ejerciendo mi derecho a guardar silencio. Deseo hablar con un abogado tan pronto como sea posible”.

Todas las personas que se encuentren en su residencia pueden tambien ejercer su derecho a guardar silencio.

NO MENTIR O MOSTRAR DOCUMENTOS FALSOS.

NO FIRME NINGÚN DOCUMENTO SIN HABLAR CON UN ABOGADO.

Para obtener más información, consulte: https://www.aclu.org/know-your-rights/que-debe-hacer-si-la-policia-agent… (Español)

Para más información, contacte a su oficina local de la ACLU: www.aclu.org/about/affiliates

Fuente: American Civil Liberties Union (ACLU)

Si necesita una consulta llámenos 770-691-0212.